¿Tu hijo quiere una mascota? Estas 6 razones te convencerán de decirle que sí

mascota

por:

Publicado: 2 años

No hay nada más adorable que un niño con su perro, sabiendo que van a crecer juntos y se volverán amigos inseparables. Lejos de ser sólo tierno, hay muchos reales beneficios tanto de salud como sociales que vienen cuando un niño crece con una mascota.

Aquí te dejamos seis de esos beneficios:

1. Las mascotas enseñan responsabilidad

Tener una mascota requiere mucho trabajo. Cualquier tipo de animal que elija la familia necesitará ser limpiado y alimentado. La mayoría de las elecciones de mascota requerirán ejercicio y mucha atención para tener una vida sana y feliz. Tomar un rol activo en los deberes diarios que rodean el cuidado de una mascota le enseñará a los niños la responsabilidad de llevarlos a cabo.

2. Los niños serán menos alérgicos

Investigadores han descubierto que los recién nacidos que son expuestos a animales tienen menos posibilidades de desarrollar alergias más adelante en su vida. Mientras muchos padres tratan de mantener a sus bebés lejos de las enfermedades, pasar tiempo con animales en una etapa temprana ayuda al desarrollo de su sistema inmune.

3. Los animales alivian el stress

Los animales de servicio frecuentemente son entregados a aquellos que han pasado por un trauma para proveerles tranquilidad y alivio. Crecer con una mascota puede ofrecer las mismas ventajas durante las pruebas y las dudas que llegan cuando un niño comienza a crecer. Manteniendo el stress a un mínimo durante la infancia, los niños crecen como adultos más felices y sanos.

4. Los niños harán más ejercicio

Como los perros necesitan varios paseos al día, ir al parque y correr por ahí, los niños que tienen perros hacen más ejercicio a la semana que los que no tienen. El ejercicio es importante para reducir el riesgo de obesidad infantil ayudará a que tengan un estilo de vida más activo durante toda la vida.

5. Los niños leerán mejor

Aprender a leer puede ser muy difícil para muchos niños. Tener práctica adicional leyendo en voz alta es crucial para mejorar la alfabetización, y un niño al que le cuesta leer suele sentirse avergonzado de leer a otra persona. Si embargo, leer a una mascota les da la práctica que necesitan, y les permite sentirse más seguros haciéndolo.

6. Los niños desarrollarán la compasión

Las mascotas les dan a los niños la experiencia directa del poder de la amabilidad. Acciones amorosas, como acariciar, se juntan con abrazos y langüeteos o “besos”, aunque el juego rudo no se recomienda. Los niños pueden ver la diferencia que provocan al cuidar y querer a un animal, y aprenden lo bien que se siente tener compasión por otros.

Por supuesto, tener una mascota no es para todos. A veces hay problemas médicos o temas del diario vivir que no son buenos para tener un animal en casa, y los animales no debieran ser adoptados a menos que se les cuide bien.

 

COMENTA:

Suscríbete

a nuestro newsletter y recibe lo mejor de Ayayay en tu correo.

Top 5 Ayayay

Modal 1