Su esposo la engañaba y humillaba por su peso: ella le tapó la boca con este radical cambio

por:

Publicado: 8 meses

Luego de bajar 46 kilos, la mujer no sólo se comprometió con lo saludable, sino que también siguió adelante tras la infidelidad de la que fue víctima. 

Betsy Ayala ha luchado contra su peso toda la vida, considerando que a sus 20 años marcaba 95 kilos en la balanza. Sin embargo, no sería hasta un tiempo después, cuando alcanzó un máximo de 117 kilos que las cosas comenzaron a cambiar para ella.

Este nuevo número ocurrió luego de que diera a luz a su hija en junio de 2013, momento desde el que comenzó a preocuparse por su apariencia física, en medio de una depresión postparto y cuadros de ansiedad que la afectaron.

“Mi hermano me sugirió que probara comer mejor para sentirme mejor. Después del parto no tenía voluntad para cocinar, así que me acerqué a Herbalife y aprendí de ellos. Gracias a su ayuda, poco a poco empecé a sentirmer mejor, además de perder peso, aunque esto no era mi intención, pues sólo quería sentirme bien a través de una adecuada nutrición”, contó la joven madre a People.

Cuando Ayala perdió poco más de 13 kilos, descubrió que su esposo, con quien no sólo mantuvo una relación desde los 17 años, sino a quien también le aguantó miles de burlas y sobrenombres por culpa de su apariencia física.

“En ese momento, todo mi mundo se vino abajo. Desde hace un par de meses estaba tratando de averiguar si él estaba completamente conmigo y al final no fue así. Fue ahí cuando me di cuenta que eso no iba a definir quien soy, que no quería seguir como había estado todos esos años, lo que me llevó a hacer un cambio permanente en mi vida”, relató la mujer.

Así fue como la infidelidad la hizo tener más fuerza para continuar con sus metas saludables, y ya no sólo para sentirse bien consigo misma, sino también para ser un buen ejemplo para su hija.

“Quería que estuviera orgullosa de mí y que tuviera un ejemplo de una mamá fuerte, que perservara pase lo que pase para tener una vida feliz”, acotó Ayala

Tras todos los cambios, la mujer bajó nada más ni nada menos que 46 kilos y se ha comprometido completamente con la vida saludable, incluyendo una dieta libre de bebidas gaseosas, comida chatarra, alimentos procesados y seis días de ejercicio a la semana.

“Al principio fue difícil, pero honestamente no es tan duro como piensan. Una vez que te sientes bien y haces el cambio y ves lo increíble que se siente sentirse bien, se convierte en algo de tu vida. Para mí esto es una segunda oportunidad y lo disfruto”, comentó la mujer.

Dado los logros que consiguió de la mano de Herbalife, Ayala ahora trabaja como entrenadora de bienestar de esta compañía, gracias a la cual reconoce no sólo haber cambiado su apariencia física, sino también su visión sobre la vida.

“Cuando te sientes bien y estás bien contigo mismo, tanto mental como físico, cambia la perspectiva de vida. Cuando voy al gimnasio me animé a hacer cosas que antes no podía hacer. Cambié mi forma de pensar, dejé atrás el miedo ante las cosas que creí que nunca podría lograr”, confesó.

Por lo mismo, la mujer quiere convertirse en una fuente de inspiración para otras personas a través de su trabajo.

“Ahora soy capaz de ayudar a que otras personas hagan lo mismo. Así que la gente viene a mí y me dice que soy una inspiración, y yo no puedo describir lo gratificante que es eso para mí”, remató Ayala sobre su nueva vida.

Foto: Instagram @queen_b_b

pixel

COMENTA:

Suscríbete

a nuestro newsletter y recibe lo mejor de Ayayay en tu correo.

Top 5 Ayayay

Modal 1