Ni chocolates ni globos: el cruel origen de San Valentín del que nadie habla

portada-valentin

por:

Publicado: 6 meses

La historia de esta tradición se remonta al Imperio Romano y tiene a un religioso como protagonista.

En la actualidad, el 14 de febrero es sinónimo de bombones, flores y corazones, como manifestación para celebrar el Día de los Enamorados. Sin embargo, San Valentín, como también se le conoce a esta conmemoración, tiene un cruel origen del que nadie habla.

El surgimiento de este día se remonta al Imperio Romano, en el siglo III, y tiene un significado mucho más profundo del que se celebra hoy en día. Por supuesto, está relacionado con el amor, pero a través de un atroz sacrificio que ha quedado en el olvido, consigna el sitio Diario Correo.

shutterstock_284142206

En esa época, la ciudad de Roma estaba gobernada por el emperador Claudio II, quien había prohibido la celebración de matrimonios, ya que tenía la convicción que los soldados del imperio debían tener la menor cantidad de ataduras amorosas y familiares antes de la batalla.

Era un decreto injusto y excesivo, con el que muchos no estaban de acuerdo. Pero fue un sacerdote, San Valentín, el único que se atrevió a desafiarlo, casando de manera clandestina a los jóvenes enamorados. Este acto de desobediencia llegó a oídos del emperador, quien mandó al religioso a prisión.

Mientras estaba en la cárcel, un oficial le pidió a Valentín que le devolviera la vista a su hija Julia, que había nacido ciega. El sacerdote aceptó el reto y, como intermediario de Dios en la Tierra, le devolvió la vista a la niña.

san-valentin-el-origen-de-e-jpg_604x0

El religioso nunca obtuvo la libertad y por el contrario, el Imperio fijó su ejecución para el 14 de febrero del año 270. Lo que nadie sabía, es que durante los años en que estuvo encarcelado, se había enamorado de la joven Julia. Pero la noche anterior a su muerte, le dejó una misiva firmada “de tu Valentín”, siendo considerada con el tiempo como la primera carta de amor del Día de los Enamorados.

Se dice que tras su muerte, Julia plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba, y que por esta razón este árbol representa el amor y la amistad. Y así fue como un ejecutamiento terminó dando origen a una tradición de amor en pareja, familia y amigos.

Fotos: Shutterstock.

pixel

COMENTA:

Suscríbete

a nuestro newsletter y recibe lo mejor de Ayayay en tu correo.

Top 5 Ayayay

Modal 1