Esta mujer escondía niños en ataúdes, sacos y bolsas de basura hasta que se supo la verdad

por:

Publicado: 7 meses

La mujer fue encarcelada y obligada a entregar información sobre los niños escondidos, pero ella se mantuvo firme a su silencio.

A lo largo de la historia diversas figuras se transforman en verdaderos héroes sin la necesidad de destacar ante los ojos de los demás, estos personajes anónimos han sido capaces de entregar su ayuda al prójimo en duros momentos, sin esperar nada a cambio e incluso arriesgando su propia integridad física.

Tal es el caso de una chica polaca nacida en Varsovia el 15 de febrero de 1920, su nombre es Irena Sendler. Esta mujer se ganó un importante espacio en las páginas de los libros de historia, debido a su relevante aporte a la humanidad durante un complicado momento.

Su espíritu solidario se fue fortaleciendo con los años, mientras ejecutaba labores de ayuda a los más necesitados, ofreciendo comida, vestimenta y ejecutando diversos servicios sociales, lo que la llevó a decidir ser enfermera para continuar en este camino.

4

Luego de comenzada la Segunda Guerra Mundial, los nazis crearon distintos ghettos en los que agruparon comunidades judías en Polonia. En dichos barrios comenzó una verdadera historia de terror para sus habitantes debido a las malas condiciones de vida y los constantes ataques por parte de las fuerzas de seguridad del régimen. Ante esta situación Irena no pudo quedarse de brazos cruzados y se unió a la “Zegota”, un consejo que buscaba entregar auxilio a los judíos.

Ante el desfavorable panorama para los habitantes de la zona, la mujer junto a su grupo de ayuda comenzaron a facilitar el escape de los niños a lugares seguros como orfanatos, que se encargaban de encontrarles una nueva familia que cuidara de ellos y así evitar una segura y trágica muerte.

3

Pero esta no sería una tarea fácil, ya que debido al intenso control ejercido por el ejército Nazi en la zona, sacar a los niños del lugar se transformaba cada vez en una misión más complicada. Ante esto la enfermera logró el escape menores, en varias oportunidades, escondiéndolos en bolsas de basura, pequeños sacos e incluso ataúdes.

De esta manera fue como Irena Sendler logró ayudar a escapar de una muerte segura a más de 2.500 niños, transformándose en una verdadera heroína de la época. Pero no todo resultó de forma positiva durante sus trabajos de auxilio a menores, ya que en una oportunidad la mujer fue sorprendida en plena tarea de rescate, provocando su detención y posterior tortura en múltiples ocasiones, en las que le exigían información de los infantes salvados, a lo que ella se negó incesantemente, por lo que fue condenada a pena de muerte.

Tras un soborno a un soldado, los compañeros de la enfermera lograron liberarla. Tras esto, ella debió ocultar su verdadera identidad y utilizar una falsa, pero a pesar de ello nunca se detuvo en su tarea de ayudar al prójimo.

1

La mujer vivió una vida plena y larga, durante el 2007 fue nominada al premio Nobel de la Paz y un año después falleció a la edad de 98 años, transformada en una leyenda que dejó un gran legado y mensaje de solidaridad a toda la humanidad.

¿Qué te pareció esta historia? Cuéntanos en los comentarios.

Fotos: Irena Sendler.Una Heroína – Facebook

pixel

COMENTA:

Suscríbete

a nuestro newsletter y recibe lo mejor de Ayayay en tu correo.

Top 5 Ayayay

Modal 1