Esta mujer adopta niños que nadie quiere tener

portada-adopcion

por:

Publicado: 2 años

Cori Salchert decidió realizar esta noble iniciativa a partir del triste fallecimiento de su hermana menor.

Al momento de buscar un bebé en adopción muchos padres esperan que el niño que llegará a ser parte de sus familias esté sano y no presente graves problemas de salud, pero hay un alto número de niños que debido a diversas enfermedades se quedan sin la posibilidad de encontrar un hogar.

Cori Salchert es una enfermera estadounidense que además de demostrar gran capacidad en su trabajo, ha destacado por el gran corazón que tiene, ya que la mujer se ha dedicado en los últimos años a adoptar a bebés que padecen enfermedades mortales para entregarles un buen pasar durante sus últimos días de vida. En la actualidad ella tiene un total de ocho hijos, dos de ellos no son biológicos y necesitan intensos cuidados.

2

La primera niña que adoptó llevaba por nombre Emmalyn, una bebé que nació sin una importante parte de su cerebro, motivo por el que solo vivió durante un mes. A pesar de su pronto fallecimiento, ella tuvo un deceso pacífico debido a los importantes cuidados que esta enfermera practicó desde los primeros hasta sus últimos días.

6

La muerte de Emmalyn le dio más fuerzas para continuar con esta noble tarea, motivó por el que en la actualidad bajo su cuidado está el pequeño Charile, a quien adoptó en el año 2014. Este bebé tiene serios problemas a nivel cerebral, motivo por el que los doctores solo le daban una expectativa de vida de tan solo dos años, los que gracias a las precauciones de Cori se han ampliado hasta la actualidad.

1

Al ser consultada por el origen de sus bondadosas acciones, la mujer aseguró que cuando era una niña su hermana menor padecía de una letal enfermedad, por lo que su familia decidió internarla en un hogar especializado, lugar en el que murió ahogada en un campo de golf por el descuido de quienes estaban a cargo.

“Cuando Amie tenía once años, se alejó por una puerta abierta en el hogar de niños y se ahogó en un estanque de un campo de golf cercano. Ella murió probablemente sola y tratando de entender por qué no podía respirar y no había nadie allí para ayudarla”, manifestó al medio Today.

Esta notable acción realizada por la enfermera ha involucrado a toda su familia, en dicha iniciativa, quienes le han ayudado a sacar este proyecto adelante con incluso la creación de una agrupación que busca entregar apoyo psicológico a las personas que han debido enfrentar la muerte de un hijo, llamada “Hope After Lost”.

¿Qué te pareció esta historia? Cuéntanos en los comentarios.

Fotos: Cori Salchert – Facebook

pixel

COMENTA:

Suscríbete

a nuestro newsletter y recibe lo mejor de Ayayay en tu correo.

Top 5 Ayayay

Modal 1