Esta madre bebió alcohol durante todo su embarazo y nos muestra los preocupantes resultados

mamaalcohol

por:

Publicado: 3 años

Kathy Mitchell, a los 61 años, decidió contar al medio estadounidense The Washington Post, acerca de su adicción al alcohol y cómo éste afecto duramente a su hija.

Kathy asegura que el alcoholismo era parte de su historia familiar: a los 12 años ella había estado borracha más de una vez. Durante su adolescencia, a unos días de haber cumplido 17, tuvo a su primer hijo. Se casó con el padre del niño y dejó la escuela. Nueve meses después, nuevamente estaba embarazada.

En esos días, ella recordó, la gente diría “si quieres tener un bebé grande y gordo, toma una cerveza diaria” y “el vino tinto es bueno para la sangre del bebé”. Kathy bebió durante su embarazo, generalmente acompañada de amigos, tomaba una botella de vino o en promedio cuatro o cinco cervezas durante un fin de semana.

Sin embargo, el beber alcohol no era su única conducta riesgosa. La mujer contó que tenía una alimentación muy pobre, fumaba cigarrillos y además trabajaba en bares y tomaba bebidas alcohólicas.

Poco después de cumplir 18, en 1973, dio a luz a Karli.

Karli Mitchel es la segunda de cinco hermanos, actualmente vive con su madre y padrastro. Le gusta jugar a las muñecas o con sus libros de Hello Kitty, pero no es una niña, ella tiene 43 años.

A los 16 años, fue diagnosticada con el síndrome de alcoholismo fetal, lo que causó que su cerebro se desarrollara hasta las capacidades de una niña de primero básico.

El síndrome del alcoholismo fetal fue descubierto en 1973, el mismo año en que nació Karli. Durante ese año la madre luchaba contra sus problemas de alcohol y adicción a la heroína, por lo que no notaron los problemas de Karli hasta su adolescencia, cuando se dieron cuenta que no progresaba como los demás niños.

La madre explicó que su hija “no podía decirme la hora o andar en bicicleta y tampoco entendía el dinero o conceptos abstractos de matemática”. Kathy, al lograr la sobriedad, llevó a la menor al hospital. Tras diversos exámenes confirmaron su diagnóstico: Karli tenía el síndrome debido a la exposición del alcohol en el útero.

“Pensé que moriría del luto y la culpa. Fue uno de los peores días de mi vida y en ese momento, me di cuenta de que podía prevenir que le ocurriera a otro niño”, agregó la madre.

Actualmente tiene 61 años y dirige la Organización Nacional de Síndrome de Alcoholismo Fetal, una organización sin fines de lucro, que tiene como objetivo crear una conciencia sobre los riesgos al consumir alcohol durante el embarazo. Ella espera que al ser pública su historia, ayudará a prevenir a otras madres jóvenes, de hacer lo que ella hizo.

Para Kathy “la culpa y el remordimiento son dolorosos, pero es mucho peor pensar en lo que pudo haber sido Karli, una enfermera -como ella quería ser a los 10 años- o una esposa o madre. Ella no tendrá nada de eso ahora, porque bebí durante mi embarazo”, comentó.

 

COMENTA:

Suscríbete

a nuestro newsletter y recibe lo mejor de Ayayay en tu correo.

Top 5 Ayayay

Modal 1