Esta familia no quiso dejar a su amado perro en Siria y escapó de la guerra con él

portada-refugiados-perros

por:

Publicado: 2 años

Éste es Johnny, un perro adoptado que viaja con sus padres humanos lejos de la guerra que azota su país, Siria. Ésta es la realidad de muchísimos refugiados sirios y sus mascotas.

siria1

La desesperación y el caos que reinaban en su país no fue suficiente para que olvidaran el cariño incondicional que sus mascotas les profesaban y no pudieron dejarlas atrás. Con gran esfuerzo los han llevado en la travesía por el Mar Mediterráneo, y el viaje que comienza al llegar a Grecia y otras costas europeas.

siria3

Johnny ya lleva un mes de recorrido a pie junto a sus amos. Mantiene bien el paso, pero cuando está muy cansado, usan un coche de bebé para llevarlo, al igual que tantos otros. Muchas han sido las muestra de cariño como ésta que han llegado hasta nosotros gracias a distintos medios:

"Este hombre trajo a su perro todo el camino desde Siria" 
“Este hombre trajo a su perro todo el camino desde Siria”
"Esta familia griega trajo a su amado gato todo el camino a Grecia"
“Esta familia siria trajo a su amado gato todo el camino a Grecia”
"Este es Johnny, el gato que viajo todo el camino desde Siria"
“Este es Johnny, el gato que viajo todo el camino desde Siria”
"Ahmad no pudo dejar a su perro Teddy en Siria, por lo que se lo llevo con él en el barco a Grecia"
“Ahmad no pudo dejar a su perro Teddy en Siria, por lo que se lo llevo con él en el barco a Grecia”

Y éstos son sólo algunos casos entre muchos. Los defensores de los animales no se han demorado en dar su opinión al respecto:

“A pesar de todos los riesgos y de la situación tan complicada, estas familias demuestran un gran amor y respeto por sus animales de compañía. Estos son seres extremadamente vulnerables. El abandono es la peor opción y la más cruel para ellos. Ellos demuestran, en la práctica, todo el cariño y el respeto que merecen los animales” expresa Rosangela Ribeiro, de Protección Animal Mundial.

El destino de los animales que se quedaron atrás es muy difícil ya que se enfrentan a la misma violencia que los humanos, pero sin comida ni abrigo. Sin embargo, el dejar su país junto con un animal no es cosa fácil. La Unión Europea no deja entrar a perros y gatos provenientes de otros países, y hay muchos campos de refugiados y medios de transporte que no permiten mascotas.

De igual manera, estos amigos han llegado tan lejos que estamos seguros de que lograrán encontrar un hogar donde sea que termine su viaje. ¡Les deseamos la mejor de las suertes!

gato

COMENTA:

Suscríbete

a nuestro newsletter y recibe lo mejor de Ayayay en tu correo.

Top 5 Ayayay

Modal 1