Ellos también tienen “sus días”: todo sobre el Síndrome de Irritación Masculina

sim

por:

Publicado: 3 años

Dios, las mujeres y nuestras emociones complicadas, sin hablar de lo raras que nos ponemos durante el SPM. Qué cosa más de mujeres. Pero, ¡adivina qué! El SPM es de los hombres también. La pelota está en su cancha chicos, porque también pueden sentir emociones locas… ¿podríamos por favor simplemente abrazarnos y comer helado juntos?

El término para ese fenómeno, Síndrome de la Irritación Masculina (SIM), fue creado por el Dr. Gerald Lincoln en Escocia cuando descubrió una caída en los niveles de testosterona en las ovejas después de la temporada de apareamiento. Se volvieron irritables, se enojaban fácilmente con una oveja que caminara demasiado lento frente a ellas cuando solamente necesitaban llegar al pasto verde de por ahí. La irritación causaba disturbios, enfrentamientos y, a veces, lesiones.

Obviamente, no estoy diciendo que los hombres y las ovejas son la misma cosa. Pero el SIM en los humanos también es causado por una caída en los niveles de testosterona, y puede enojar a un hombre, ponerlo de mal humor, tener ansiedad, depresión o una sensación de auto odio total. Es más común con hombres de sobre 30 años, debido a que la testosterona tiende a caer con la edad. Dr. Gregory Jantz descubrió que SIM coincide con la crisis de la mediana edad en algunos hombres, y quizás en algunos casos el SIM es de hecho la causa fundamental de dicha crisis. Así que la próxima vez que pilles a tu papá escuchando a Selena Gomez, sabrás por qué. Sin embargo el simple hecho de padecer de un estrés muy fuerte puede causar SIM a cualquier edad.

No hay efectos físicos parecidos entre el SIM y el SPM. A los hombres no les duelen los pechos y estoy bastante segura que su útero no duele como si le enterraran un millón de dagas (obvio, los muy suertudos no tienen útero). Sin embargo, la agresión y la depresión que el SIM gatilla en los hombres son lo suficientemente desagradables como para a veces requerir cremas hormonales, medicamentos y libros de autoayuda. Si esto no es suficiente, puede intentar cambiando la dieta o haciendo actividades anti-estrés.

Es como una diarrea

Encuentro que es increíble. No porque me guste que los hombres sufran una fracción de nuestro dolor mensual, sino porque pienso que el ‘descubrimiento’ del SIM es una gran plataforma para que podamos comenzar a hablar sobre emociones, y de cómo los cambios de ánimo no discriminan en géneros cuando deciden paralizar a alguien con irracionalidad.

Dr. Jantz notó que la razón por la que los hombres se ponen más agresivos mientras padecen el SIM es porque ellos se sienten menos hombres. Por lo que lo compensan (de manera exagerada), hacen cosas que la sociedad ha dictaminado como ‘masculinas’ cuando quizás, la solución para los cambios anímicos es aceptar esas emociones como una parte natural de nuestros cuerpos. Más aún: hablar de estos sentimientos. No digo que tengan que hacerlo todo –comprar helado y ponerse en modo Ryan Gosling con un montón de amigos– sino que honestamente no hay nada malo en expresar las emociones. ¿Te sientes pésimo? ¿Yo me siento pésimo? Genial, pongámonos a hablarlo en vez de enfrentar alguna crisis rara.

Estoy ansiosa por el día donde ser emocional y tratar de entender esas emociones no sea más una cosa ‘femenina’ o algo del SPM, sino simplemente una cosa HUMANA que todo el mundo experimenta.

COMENTA:

Suscríbete

a nuestro newsletter y recibe lo mejor de Ayayay en tu correo.

Top 5 Ayayay

Modal 1